El presidente encabezó la firma del Acuerdo Federal de Hidrovía durante un acto en Santa Fe. Allí estuvo escoltado por siete gobernadores y se refirió a la pandemia por el coronavirus en todo el país.

El presidente Alberto Fernández destacó el acompañamiento de los 24 gobernadores en momentos “muy difíciles” y asumió que ahora el problema de la pandemia “no es solo del AMBA”, sino de muchas provincias que vieron crecer sus casos, lo que exige “volcar la mirada al interior del país”.

“No vamos a dejarlos solos”, remarcó el mandatario al lanzar en Santa Fe el Acuerdo Federal de la Hidrovía Paraguay-Paraná junto a gobernadores.

El mandatario estuvo acompañado los gobernadores Axel Kicillof, Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Valdés (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Gildo Insfrán (Formosa).

“El problema del coronavirus se trasladó al interior del país”, aseguró el jefe de Estado, y luego remarco que el Gobierno no va a abandonar a ningún ciudadano. Luego indicó que “ha llegado la hora de que la Argentina crezca con otra lógica, con otro equilibrio”.

También se refirió a la desentralización del país con el objetivo de que la Argentina sea un país más federal. “Argentina debe comenzar a funcionar como un país federal y descentralizarse para que el poder esté también en el interior”, asumió.

“Es hora que Buenos Aires le dé al país todo lo que recibió para hacer un país sin desigualdades y desequilibrios”, explicó luego.