Lucas Pusineri le pidió un defensor central a la directiva de Independiente de Avellaneda y está muy cerca de cerrarse el arribo de Ezequiel Muñoz, de último paso por Lanús.

Muñoz tiene el pase en su poder y en Independiente mejoraron el primer ofrecimiento económico que le habían realizado, además de que el defensor habría bajado sus pretensiones salariales.

Muñoz viene de jugar en Lanús en la última temporada. El surgido en Boca tuvo sondeos del fútbol europeo que no prosperaron y por eso tomó importancia el deseo de Independiente en sumarlo.