Desde las Cámaras Territoriales de Mendoza se manifestaron preocupados y pidieron al gobernador, los intendentes y legisladores que intercedan para no dar marcha atrás con las restricciones por coronavirus.

Representantes de las Cámaras Territoriales de Mendoza hicieron notar su profunda preocupación ante la posibilidad de un retroceso a FASE 1 en la víspera de la publicación del decreto reglamentario que el viernes pasado anunciaba Fernández y que justificaba el regreso de restricciones a las libertades individuales, de circulación y de apertura económica.

Esto es lo que pidieron en el comunicado firmado por la Cámara de Comercio, industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán; la Cámara de Comercio, Industria y Minería de Malargüe; la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de General San Martín; la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería de Genereal Alvear y la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael:

SOLICITAMOS al Sr. Gobernador de la Provincia, Intendentes de todos los departamentos, legisladores Provinciales y Nacionales que se gestionen todas las medidas y actos útiles necesarios para mantener la libertad de circulación, del ejercicio del comercio y la explotación económica tal como se vienen realizando, siempre en el marco permanente del respeto de los protocolos y cuidados individuales.

SOLICITAMOS a las autoridades de la Provincia, sostengan de manera manifiesta nuestro derecho de autodeterminación y autonomía en las decisiones. A más de 6 meses de restricciónes profundas de las libertades individuales, creemos que debemos mantener un proceso constante y consistente de aperturas, cuidando el sistema sanitario, con una visión estricta en los cuidados personales y la responsabilidad social. Debemos tener en cuenta que cada restricción dispuesta por medio de decretos, genera mayor nivel de cierres, quiebras y en definitiva aumento del desempleo y pobreza en nuestra sociedad.

Nadie tiene fecha cierta de cuando será el final de la pandemia, pero si conocemos claramente, basados en datos y estadísticas, el efecto devastador de la cuarentena sobre las actividades económicas, por eso exigimos coherencia y respeto a un sector privado que supo adaptarse y mira como el mundo deja atrás todas las medidas erróneas que en Argentina intentan mantenerse. 

Las empresas pymes de toda la Provincia de Mendoza hemos sido responsables de preservar el tejido social, acatar las normas sanitarias, y a su vez, conservar la economía familiar de la provincia. Hoy tenemos que manifestar, que no existen condiciones económicas para soportar nuevas restricciones al comercio, al turismo, a la producción o la industria.



/" target="_blank">