El presidente Alberto Fernández anunció que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se extenderá hasta el 7 de junio inclusive, al dar una conferencia de prensa en la residencia de Olivos.

“En el Amba el virus está circulando por las calles, En lo posible mantenganse en sus casas”, dijo el mandatario y anunció que “se va a acotar el ingreso a la ciudad de Buenos Aires: van a caducar los permisos que tenían y deberán reinscribirse”.

Señaló que “vamos a ocuparnos de custodiar muchos barrios populares para que los que tengan que dejar su casa para aislarse o internarse vayan tranquilos”.

Afirmó que “ahora la concentración del conflicto”, en relación a la propagación del coronavirus, “se da en los barrios populares”, por eso se “concentrará la atención en esos barrios, donde vive mucha gente en poco espacio”.

Fernández dijo que “no debe alarmarnos” el aumento de casos de coronavirus, ya que “es parte de lo que esperamos que ocurra”. “No tenemos que perder la calma”, sostuvo el mandatario acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Explicó que “la duplicación del virus se da cada 33 días sin contar el AMBA, que por su densidad trastorna todo”.

El presidente destacó que “todos los que han requerido atención médica la han recibido” y “no ha pasado como en otros países donde debió optarse por atender uno u otro” en la atención de los casos de coronavirus. “Esto también es un éxito de la cuarentena”, remarcó el mandatario.

Sostuvo que “los últimos serán los primeros, de ellos vamos a ocuparnos más que de nadie, porque son los que más necesitan nuestro auxilio”. “No aflojen”, pidió el mandatario al final de su exposición.

Por su parte, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que se “trabajará en fortalecer los controles en el transporte público, sólo para trabajadores de actividades esenciales” y “se reforzarán controles en 20 entradas entre la capital y el conurbano”.

De acuerdo con el último parte oficial de la evolución de la pandemia en el país brindado esta noche por el Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se registraron 704 nuevos positivos, 400 de ellos residentes de la ciudad de Buenos Aires; 289 de la provincia de Buenos Aires; 7 de Chaco; 5 de Río Negro; y 3 de Tucumán.

El resto de las provincias no registraron nuevos casos, indicó el parte de la cartera de Salud.

Al hablar esta noche en la residencia de Olivos, junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador Axel Kicillof, el Presidente aseguró que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) “el virus está circulando por las calles” y anunció un reempadronamiento de los exceptuados del cumplimiento de la cuarentena, que deberán volver a tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación a través de la aplicación Cuidar.

“No debe alarmarnos” el aumento de casos de Covid-19, ya que “es parte de lo que esperamos que ocurra”, señaló el mandatario durante la rueda de prensa, en la que anunció que se pondrá el foco en la mitigación de la pandemia en los barrios populares, donde actualmente “hay una concentración muy clara” de la enfermedad.

Por su parte, Kicillof dijo que en la provincia de Buenos Aires “las industrias podrán abrir con protocolos estrictos”, y precisó que “con el comercio se seguirá igual que hasta ahora, sólo barrial, pero no en las grandes arterias”.

Anunció también que “el transporte sólo se utilizará para los trabajadores esenciales” y sostuvo que será de “utilización obligatoria la aplicación Cuidar para que tengan el certificado en el teléfono”.

Rodríguez Larreta, en tanto, anunció que se “restringirán actividades que generan mayor concentración de gente en los grandes centros comerciales” a cielo abierto, pero se mantendrá el “comercio barrial de cercanía”.

“También se mantienen las salidas con chicos los fines de semana”, dijo al hablar en la residencia de Olivos el jefe de Gobierno porteño, quien anticipó que el detalle de las medidas que regirán a partir del lunes en la ciudad de Buenos Aires, en una nueva etapa de la cuarentena, las dará a conocer mañana por la mañana en una conferencia de prensa.

En el plano internacional, los nuevos casos de coronavirus cayeron hoy a cero en China por primera vez desde el inicio de la pandemia, pero siguieron acumulándose en Rusia, India y América Latina, convertida en nuevo epicentro de la crisis global, mientras Alemania registró un primer brote entre iglesias y restaurantes reabiertos como parte de la relajación general de cuarentenas en Europa.

La persistencia de la pandemia, que ya alcanzó más de 5.2 millones de contagios, tiene bajo constante amenaza los esfuerzos de gobiernos de todo el planeta de encontrar un equilibrio entre la reanimación de las economías, en caída libre por la paralización de actividades productivas, y la necesidad de evitar una segunda ola de contagios.

Brasil, segundo país con más casos confirmados de coronavirus en todo el mundo, registró 16.508 contagios y 965 muertes por la enfermedad en las últimas 24 horas, con lo cual el total de contagios se elevaba a 347.398 y el de fallecimientos, a 22.013.

Alrededor del mundo, autoridades de países musulmanes buscaban evitar brotes al cierre del Ramadán, el mes sagrado de ayuno cuyo final por lo general se celebra con un día de comidas y reuniones de personas de todas las edades y rezos colectivos.

Turquía impuso desde hoy una cuarentena total que durará cuatro días, hasta el final del Eid al-Fitr, que marca el término del Ramadán, mientras que Irán anunció que reabrirá esta semana todos sus santuarios y centros religiosos, pero recién el lunes, un día después del Eid al-Fitr.

En tanto, países islámicos pero árabes de Medio Oriente, como Arabia Saudita, Egipto e Irak, anunciaron hoy una combinación de toques de queda, cierres de comercio y prohibiciones de viaje para los días festivos del Eid al-Fitr, luego de registrar durante el Ramadán incrementos en los contagios de coronavirus de hasta un 350%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).