El Ejecutivo provincial remitió a la Legislatura dos informes técnicos relacionados por un lado, con  todo lo actuado en el marco de la emergencia sanitaria y por el otro, con todo lo concerniente a la Cuenta Especial que fue creada en este contexto y cuyos fondos son exclusivos para el Ministerio de Salud.

Al respecto, y dando cumplimiento a lo establecido en la Ley 9220, la Bicameral de Seguimiento creada por dicha normativa mantuvo hoy su primera reunión en la que recibió además, la información aportada por Diego Lázaro, secretario de Hacienda de la provincia; Sandra Tennerini, directora General de Administración del Ministerio de Salud;  Cecilia Cejas, directora General de Planificación y Sistemas de Información también del Ministerio de Salud;  Marcelo Montenegro, vicepresidente del Ente de Turismo Mendoza, y Aldana Pizarro, directora de Administración del Emetur.

“Esta ha sido la primera reunión de la bicameral, seguramente la semana entrante nos volveremos a reunir para hacer el trabajo propio entre los legisladores y poder sistematizar estos informes y esta necesidad de control que hacen al rol propio de la Legislatura y más en un momento donde existe una declaración de emergencia que permite al Poder Ejecutivo dinamizar sus compras para tener  respuestas rápidas ante esta pandemia. Eso tiene que ir acompañado de los controles precisos  y necesarios de todo sistema republicano”, dijo Lombardi.

“El objetivo es también acompañar al gobierno de la provincia en todo este proceso que viene llevando adelante para enfrentar la crisis desatada por el coronavirus, y qué mejor que este ámbito para poder no sólo ejercer el rol de contralor sino también para hacer aportes”, expresó.

En el primer informe remitido por el gobierno provincial en el mes de mayo, se detalla que la provincia destinó para la lucha contra el coronavirus, $ 1.445.304.018,57, de los cuales la mayor parte corresponden a recursos para el Ministerio de Salud, principalmente para la adquisición de equipamiento e insumos para laboratorio, monodrogas y descartables, pero además, se reforzaron todos los hospitales públicos de la provincia, con médicos y profesionales dedicados a atender la pandemia.

Por otra parte se destinaron recursos para ayuda social en los sectores más vulnerables, como la compra de alimentos con los que se armaron bolsones de mercadería destinados a las personas más necesitadas, asistiendo a las Direcciones de Discapacidad, Adultos Mayores y Género. Además, se entregaron raciones de comida diaria para jardines y comedores.

El Ministerio de Seguridad, por otra parte, también sufrió los efectos de la pandemia dado que vio disminuidos sus ingresos en lo referente a multas de tránsito y Servicios Extraordinarios, con un incremento en los gastos por el aumento de actividad y la necesidad de proteger al personal policial con las herramientas básicas para realizar los controles en puestos fijos y el combate del delito en la Provincia.

En lo que respecta al Ministerio de Turismo y Cultura, debió afrontar  la problemática que deriva de aquellos turistas o mendocinos que provenían de otros países o provincias, y tenían que quedar en cuarentena. Dicho informe, también detalla los fondos asignados tanto a la DGE, como al Ministerio de Economía y el Ministerio de Gobierno.

Lázaro, explicó en líneas generales que “lo concreto es que estamos en crisis a nivel de recursos provinciales”, con una caída real del orden del 52%. A modo de ejemplo, señalo que “los ministerios se financian por Rentas Generales y recursos propios. El más agravado es Seguridad”, por la caída de recursos en concepto de  servicios extraordinarios y multas de tránsito. “El pago de  multas, que representan casi mil millones al año, cayeron un 95%, por lo que esa falta de recaudación va a tener que ser cubierta por Rentas Generales”, dijo el funcionario.

“Este efecto que causa la pandemia sobre los que tienen las cuentas ordenadas, no hay otra forma de contenerlo que con la asistencia de la Nación a las provincias y de la provincia a los municipios. No hay otra salida”, señaló y agregó que si bien “no somos la única provincia en esta situación, hay varias que están peor que nosotros pero están siendo asistidas a mayor velocidad”.

En cuanto a los recursos nacionales, la coparticipación de febrero fue del 47% comparado año a año, y hoy ese número es del 33%”, dijo, señalando que se pidieron a la Nación”5400 millones de pesos para cubrir los meses mayo y junio, se firmó un acuerdo por 1900 millones y llegaron 940 millones. También el miércoles llegaron 300 millones de ATN, pero entendemos que es insuficiente para lo que viene. El problema es que también se traslada a los municipios”.

Por su parte, Tennerini indicó que la Ley de Emergencia permitió responder rápidamente a la compra de insumos necesarios, logrando mayor concurrencia y transparencia de proveedores para conseguir los mejores precios. “La ley de emergencia es aplicada a contrataciones referidas a Covid-19, siempre en cumplimiento de lo establecido por la Ley de Administración Financiera. En este caso, en todas las contrataciones hemos buscado darle transparencia y publicidad para tener la mayor cantidad de oferentes posibles, con mejor precio y calidad. Además, todas las contrataciones tienen los informes técnicos” de respaldo, comentó

Asimismo, tanto Tennerini como Cejas, señalaron que a la fecha se han recibido de Nación 46 respiradores, “distribuidos en función de las necesidades sanitarias y de las disponibilidades físicas de cada una de las reparticiones del Estado”. También se han recibido  tensiómetros, alcohol, barbijos, entre otros insumos, que se distribuyen de igual forma a hospitales y centros de salud. “En lo que se recibe de gobierno nacional, viene por programas especiales y está registrado en sistema de stock”. Se han recibido además, donaciones de instituciones privadas, como alcohol, que se ingresa por declaración jurada, entra al sistema de stock y se distribuyen a los centros a los municipios.

Marcelo Montenegro, en tanto, brindó detalles de lo actuado por la cartera de Turismo. “El 15 de marzo  empezamos a recibir a los primeros mendocinos que volvían a casa. Luego se cerró el aeropuerto y empezamos un operativo en colaboración con otros organismos, como la Cruz Roja. Las personas llegan a la terminal, se les hace un chequeo, llenan declaración jurada, y se los lleva a un hotel para cuarentena”, explicó.

En ese sentido, dijo que Mendoza ha asistido a 25 mil personas, entre ellas trabajadores golondrinas, de los cuales 4200 pasajeros fueron alojados en establecimientos sanitarios asignados, donde se les brinda pensión completa. En cuanto al monto que se paga por esa estadía, indicó que se llegó a un acuerdo con AEHGA – Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza – respecto a la tarifa por la estadía de la persona, por 14 días, que es de 2400 pesos. “El pasajero  paga su alojamiento y si dice no poder hacerse cargo de ese costo, tiene que justificarlo”, apuntó.

El segundo informe remitido por el Ejecutivo, es en respuesta a la Resolución N° 158/20 de la Cámara de Diputados, en la que se solicita información de la Cuenta Especial prevista en el artículo 3° del Decreto Provincial N° 434/20, cuyos fondos son destinados en su totalidad al Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes.

El total recaudado por estos conceptos al 06 de Junio del 2020, es de $ 43.786.037,84. Cabe aclarar en esta cuenta también se depositó el subsidio del Consejo Federal de Inversiones destinado a la pandemia COVID-19, por $30.848.848,09. Entre ambos conceptos, hasta esa fecha, ingresaron $ 76.634.885,93.

Las compras y contrataciones que se han realizado o iniciado, tal como se ha dicho, corresponden al área sanitaria del sector público, tanto hospitales como centros de salud. “No hay aportes de insumos o servicios a clínicas ni instituciones privadas ni a otro tipo de organismo ni sector económico o social”, resalta el informe.

Te puede interesar.