El hombre, de 33 años, fue liberado luego de que las cámaras del colectivo mostraran que se trató de un accidente.

Este miércoles fue liberado, sin imputación el colectivero que atropelló y mató a un presunto ladrón en Las Heras. Fue el fiscal de Delitos de Tránsito, Fernando Giunta, quien ordenó la liberación del chofer al entender que el fallecido, Franco Nicolás Kummer, puso en riesgo su vida al colgarse de la puerta del ómnibus del Grupo 600 con intenciones de robarle al conductor. 

Para esto fueron claves las imágenes captadas por las cámaras internas de la unidad del Grupo 600. Además, un testigo presencial del hecho también había dado su versión y había afirmado que el chofer era la víctima de un intento de robo. 

Así el trabajador de 33 años, que permanecía en la Subcomisaría Iriarte desde que sucedió el hecho, recuperó su libertad sin recibir ninguna imputación. Así, el expediente por el fallecimiento de Kummer quedará archivado. 

También, en las próximas horas, será imputado el cuñado del joven fallecido, identificado como Juan José Altamirano Reyes (22), quien horas después del hecho se entregó a la Policía y confesó que había cometido el asalto y que el hermano de su novia (Kummer) cayó accidentalmente y falleció.