Los sacerdotes reunidos en el Consejo Presbiteral de Mendoza enviaron una carta abierta al gobernador para que habilite las misas.

Desde el Consejo Presbiteral de Mendoza, que reúne a todos los sacerdotes de la provincia, publicaron una carta dirigida al gobernador Rodolfo Suarez donde solicitaron que se “restituya el derecho al culto público, consagrado por la Constitución Nacional, permitiéndonos abrir nuestros templos a las celebraciones públicas y comunitarias en todo el territorio de la Arquidiócesis de Mendoza”.

Los religiosos congregados en dicho Consejo mostraron su malestar por la suspensión de las misas. En este sentido señalaron su “desacuerdo con las decisiones tomadas por el gobernador que nos obliga a suspender las celebraciones religiosas públicas y comunitarias, de acuerdo al protocolo que veníamos cumpliendo y que había sido oportunamente aprobado”.

Ademas, en la carta sostienen que, pese a seguir con estrictos protocolos de higiene, el culto religioso es lo único que no se ha habilitado. “La salud integral de las personas requiere una armonía entre cuerpo, mente y espíritu (entre lo sanitario, lo económico, lo social y lo espiritual), sin negar ninguno o sólo reducir todo a una dimensión”, indican.

Es por eso que le solicitaron al Gobierno de Mendoza “que se nos restituya el derecho al culto público, consagrado por la Constitución Nacional, permitiéndonos abrir nuestros templos a las celebraciones públicas y comunitarias”.