El hecho sucedió en Pareditas, en la casa de una auxiliar de la Unidad Especial de Patrullaje. Además de los cuatro efectivos había otras once personas.

Este fin de semana cuatro policías de San Carlos fueron imputados por organizar una fiesta. Los uniformados fueron descubiertos en la casa de una auxiliar que presta servicio en la Unidad Especial de Patrullaje del mencionado departamento.

Los cuatro efectivos junto a otras 11 personas fueron detenidos y acusados por violar el artículo 205 del Código Penal. Dicho artículo castiga a quienes no cumplan con la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional ante la pandemia por el coronavirus.

Si bien los infractores continuarán prestando servicios, pues no se trató de un hecho vinculado a sus funciones, la Inspección General de Seguridad intervino y les abrió un sumario, y en un futuro podrían ser sancionados.

El hecho se produjo durante la noche del sábado, cunando vecinos del efectivo, que vive en Pareditas, dieron aviso al 911 sobre la realización de una fiesta.