Lo indicó Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias de la Nación. Destacó que el Gobierno quiere “que los casos se mantengan estables y se vayan reduciendo”.

El Subsecretario de Estrategias Sanitarias de la Nación, Alejandro Costa, explicó hoy que con la suspensión de reuniones sociales en todo el territorio nacional se busca “fortalecer la prevención ante el crecimiento de casos en algunas partes del país”, en tanto destacó que el Gobierno quiere “que los casos se mantengan estables y se vayan reduciendo”, en diálogo desde Casa Rosada con medios de las provincias de Neuquén, Santa Fe y Buenos Aires.

Costa, en declaraciones formuladas a Telefe Neuquén, dijo que hoy se ve “como ha crecido en alguna parte del país la cantidad de casos, sobre todo en ciudades donde no había y creemos que el hecho de fortalecer los cuidados a nivel social y familiar nos va a ayudar”.

“Es más difícil cuando uno se encuentra con un afecto mantener una distancia, uno tiene esas ganas de expresar cariño, esa confianza que uno tiene con la gente querida, entonces en este momentos, en estos próximos 14 días la mejor manera de cuidarnos es estar cerca pero a la distancia prudente”, señaló el funcionario al argumentar las razones por las que se suspendieron las reuniones sociales.

Por eso, Costa dijo: “Tenemos que tratar de evitar las reuniones y observar el resultado que conseguimos con esa nueva medida de cuidado en los lugares donde había distanciamiento social preventivo y obligatorio”.

Más tarde y en diálogo con canales de Rosario y Mar del Plata, el Subsecretario de Estrategias Sanitarias puntualizó: “Hay departamentos como en Rio Grande (en Tierra de Fuego), o ciudades de la provincia de la Pampa, Santa Cruz o Jujuy, que por la progresión de casos decidieron regresar al aislamiento obligatorio para que solo las actividades esenciales se desarrollen”.

Por otra parte, el funcionario recordó que en la actualidad la ocupación de camas de terapia intensiva es del 55 por ciento nacional: “Tenemos que reconocer que acá hubo un trabajo que permitió aumentar la cantidad de plazas en un 45 por ciento, de manera que, cuando comenzó en marzo la pandemia en este país con la declaración del primer casos, teníamos 8.500 camas publicas y privadas y hoy son más de 12.300”.

“También hemos aumentado la cantidad de respiradores de 6.000 a más de 8.500, dándole un fortalecimiento al sistema de salud”, agregó Costa en diálogo desde Casa de Gobierno con Canal 10 de Mar del Plata.

Antes de terminar, el funcionario se mostró optimista con respecto a la aparición de una vacuna en los próximos meses: “Nosotros confiamos en la ciencia, la tecnología, en los laboratorios privados y públicos y en las universidades, que están haciendo grandísimos avance en estos meses de pandemia que llevamos”, expresó.

“Estamos esperanzados, vemos como avanza la ciencia y la acompañamos y ojalá que antes de fin de año podamos tener un dictamen y nos permita comenzar a vacunar a los grupos de riesgo”, concluyó.



/" target="_blank">