El radical Alfredo Cornejo fue el encargado de anunciar que Juntos por el Cambio asistirá a la sesión que convocó el oficialismo

Pese a la resistencia que Juntos por el Cambio opuso a la posibilidad de que la Cámara de Diputados sesione de forma remota, el acuerdo que logró el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, con otros sectores de la oposición para convocar al recinto virtual el martes que viene forzó a la coalición parlamentaria conducida por Mario Negri a virar su posición.

Cornejo fue el encargado de anunciar que Juntos por el Cambio asistirá a la sesión que convocó el oficialismo para el martes a las 13:00.

“Es una primicia. Lo resolvimos ayer en una reunión del radicalismo. Si se convoca a esta sesión del martes, consideramos conveniente ir a sesionar presencial porque el protocolo de funcionamiento virtual está vencido”, sostuvo el ex gobernador de Mendoza en declaraciones radiales.

Ante la imposibilidad de evitar la sesión virtual, apuesta en la que JxC puso fichas y perdió, la principal bancada opositora se resignó a que frente al nuevo escenario era mejor ocupar las bancas antes que cederle el monopolio del debate al oficialismo.

Especialmente porque la agenda de temas a tratar (proyecto de promoción turística y endurecimiento de sanciones por pesca ilegal) son proyectos que lograron dictámenes de consenso. Si dejaban las bancas vacías, todo el rédito político sería capitalizado por el Frente de Todos, analizaron.

La polémica se reavivó el viernes pasado cuando Massa difundió la convocatoria a la sesión virtual, citación que descolocó a Juntos por el Cambio, que sostenía que la sesión especial sólo podía realizarse con el consenso de todos los bloques dado que el protocolo de funcionamiento remoto de la Cámara baja estaba vencido.

Pero el líder del Frente Renovador y referente del Frente de Todos no se dejó amilanar por la postura obstruccionista de Juntos por el Cambio y negoció con una salida con los bloques de la oposición más blanda.

“Tenemos que resolver la situación de los más afectados por la pandemia”, justificó el tigrense, que dejó explícito en su mensaje que sólo Juntos por el Cambio habia mostrado desacuerdo en sesionar de forma virtual.

Como respuesta, Juntos por el Cambio emitió un comunicado dirigido a Massa en el que se advertía que recurriría a la Justicia si se realizaba la sesión especial de manera mixta o virtual y no presencial, “la única modalidad en condiciones legales y reglamentarias de realizarse”. En pocas horas, esa resistencia inicial se derrumbó con la confirmación de que asistirán a la sesión remota.

Las precauciones de Juntos por el Cambio tienen que ver con el temor a que el oficialismo convoque en el corto plazo a una sesión con temas que no tienen consenso, como la reforma judicial que ya tiene media sanción del Senado.



/" target="_blank">