Según un estudio del BID, las estrategias incluyen apertura de nuevos mercados, más e-commerce y diversificación de productos.

n América Latina y el Caribe, donde hoy transcurre el foco de la pandemia por el coronavirus, el 77% de las empresas exportadoras experimentó fuertes caídas en sus ventas desde que comenzó la crisis. Sin embargo, la mayoría apeló a distintos recursos para adaptarse al nuevo contexto, según una encuesta hecha por el Banco Interamericano de de Desarrollo (BID). 

A través del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL), la entidad realizó un sondeo a empresas exportadoras de la región para conocer el impacto de la pandemia en sus actividades. Participaron 532 firmas de 25 países de la región, tanto micro, como pequeñas, medianas y grandes empresas. La consulta se realizó entre el 7 de mayo y el 1° de junio de 2020.

Acerca del estudio, Pablo Garcia, director de BID-INTAL explicó: “Estamos desarrollando distintas iniciativas orientadas a monitorear los impactos del COVID-19 sobre el comercio y la integración en la región. Queremos tener un diagnóstico preciso de la evolución de las exportaciones, que serán uno de los principales motores para impulsar la recuperación luego de la pandemia”.

Entre los principales hallazgos, el relevamiento encontró que las ventas al exterior disminuyeron tanto por razones de oferta como de demanda. A nivel desagregado, la principal causa que identificaron las empresas es la caída de demanda (37%) seguido por el impacto directo de las medidas de confinamiento, que han hecho que las plantas no estén operativas (11%) . A su vez, se identifican mayores costos asociados a la logística internacional (8%) y problemas con la cadena de pagos (8%).

Ante esta situación, las compañías implementaron diversas acciones para adaptarse al contexto; la mayor parte buscó reconfigurarse antes que reducir costos laborales y no laborales. Entre las principales medidas adoptadas se destacan la apertura de nuevos mercados (17%), la utilización de canales de venta alternativos como el e-commerce (15%) y la diversificación de la producción (14%).

Lee también

Actualmente, 9 de cada 10 empresas incorporaron el teletrabajo, una estrategia que es transversal a todos los sectores y tamaños de compañías. “A su vez, se observa un fuerte crecimiento del canal digital, 5 de cada 10 empresas encuestadas utiliza el e-commerce como canal de venta y de las que lo utilizan, el 74% ha comenzado a utilizarlo como un canal relevante de ventas a causa de la pandemia”, señaló el trabajo.

Ante la actual situación, la mayoría de las empresas demanda incentivos de parte del Estado, en especial incentivos fiscales y en menor medida apoyos para acceder al financiamiento y a nuevos mercados. El 36% de los encuestados consignó haber recibido apoyo estatal para sostener sus exportaciones.

Si bien se espera que, en términos agregados, las exportaciones continúen cayendo, hay un cambio -moderado- en las expectativas. El 21% de las compañías encuestadas consideró que sus exportaciones crecerán en los próximos tres meses. Esto implica un repunte general de las expectativas en relación con la mejora efectiva del primer trimestre, que alcanzaba al 11% de las firmas. Consultadas sobre el 2021, el porcentaje de compañías que prevé una mejora en sus ventas fue del 37%.

Fuente: Clarín