Con este nuevo diseño, se pueden aumentar las capacidades de las terapias intensivas, ya que pueden usarse por tiempo indeterminado.Con este nuevo diseño, se pueden aumentar las capacidades de las terapias intensivas, ya que pueden usarse por tiempo indeterminado.

Esta idea surgió en el mes de marzo, cuando el equipo de trabajo liderado por Guillermo Artana, investigador principal del CONICET en la Facultad de Ingeniería de la UBA, diseñó un dispositivo bioseguro que permite el uso de un solo respirador para dos pacientes (ventilación dual). “Nos pareció importante tratar de ampliar las capacidades de los respiradores que están en stock y los que se van a producir, para dar una respuesta en un tiempo corto; la situación que planteamos es el caso de un desborde”, comentó el ingeniero.

El diseño de este respirador, cuenta con tres válvulas que regulan la presión de pico y residual. Por un lado, se encuentan dos válvulas que se ocupan de regular la presión de pico (provocan una caída de la presión entre lo que marca el respirador y lo que llega a la persona). Y por otro, una tercera válvula, conocida como ‘de umbral’ o ‘de PEEP”.

“Esta opción le dá al Estado una cierta flexibilidad de manejar el stock de respiradores con racionalidad. La producción no es muy sofisticada, -es ensamblar en un ambiente limpio con condiciones de higiene-. Esto podría rápidamente estar en los hospitales”, expresó Artana.

La elaboración y desarrollo de este trabajo se produjo en el Laboratorio de Fluidomecánica de Facultad de Ingeniería de la UBA. El proyecto fue financiado  por parte de UBATEC S.A. Además, participaron a Cátedra de Anestesiología de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la misma universidad y el hospital de Clínicas para dar algunas validaciones. Tambíen fueron parte en las pruebas los centros de simulación de YTEC (YPF-CONICET) y del CIMEC, (CONICET- Universidad Nacional del Litoral).

“Fue un colectivo grande de personas que han trabajado; nos provocó mucha satisfacción verlo en su etapa final. Se logró con el apoyo de mucha gente”, concluyó Guillermo Artana.