El gobierno nacional publicó el anuncio en el boletín oficial. Se trata de una mendocina desaparecida desde 2015 en el barrio La Favorita de Ciudad.

El gobierno nacional anunció una recompensa de $500 mil para quién pueda aportar datos certeros sobre el paradero de Paola Gisela Gutiérrez Bazán, desaparecida desde el año 2015, cuando fue vista por última vez en el barrio La Favorita de Ciudad, donde residía.

La causa actualmente es investigada como “trata de personas y secuestro extorsivo”. Gisela es madre de tres hijos y al momento de su desaparición se encontraba embarazada, producto de una violación que ella misma había denunciado. Del mismo modo lo había hecho contra dos ex parejas que la obligaban a prostituirse.

Mide 1,60 metros de altura aproximadamente, tiene tez trigueña, ojos color marrón, pelo largo con ondas color castaño claro, posee tatuajes en la espalda y cicatrices.

“Ofrézcase como recompensa, dentro del territorio de la REPÚBLICA ARGENTINA, la suma de PESOS QUINIENTOS MIL ($ 500.000.-), destinada para aquellas personas que, sin haber intervenido en el hecho delictual, brinden datos útiles que permitan dar con el paradero de Paola Gisela GUTIERREZ BAZÁN, DNI N° 36.137.133, nacida el 31 de mayo de 1991, quien fue vista por última vez el día 19 de julio del año 2015 en el Barrio La Favorita de la Ciudad de Mendoza”, publicó el Ministerio de Seguridad de la Nación en el boletín oficial.

Quienes puedan aportar datos sobre su paradero deberán llamar al 134, número de acceso directo al Programa Nacional de Coordinación Para la Búsqueda de Personas.