Tras las concentraciones de ayer sábado en las inmediaciones del Obelisco con consignas anticuarentena, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero se expresó en contra de este tipo de manifestaciones.

En diálogo con Radio Mitre, el funcionario nacional aseguró que desde el Gobierno “siempre escuchamos las voces emergentes, las entendamos o no” y que en este caso “eran bastante distintas porque había comerciantes de la Ciudad de Buenos Aires que no pueden reanudar sus actividades, reclamos de médicos y enfermeros en algunas provincias por falta de insumos” pero también “una intencionalidad política con ésta lógica de que esto es una infectadura” de algunos sectores.

En este sentido descartó convocar a Mauricio Macri porque “no haría ningún aporte” y lo comparó con otros opositores como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y los gobernadores de Juntos por el Cambio que “ponen en juego su capital político”.

Finalmente, apuntó que la pandemia generó “una angustia que todos padecemos y que nos complicó la vida a todos y al gobierno, que tenía pensado aplicar políticas de reactivación del aparato productivo y y nos vimos envueltos en la necesidad de trabajar sobre una emergencia global”.

Lee más en Jornada