Es cierto que aún todo puede pasar pero al día de hoy, Leo Messi tiene decidido irse del Barcelona, por eso envío un burofax, algo así como una carta documento, en el que pide sentarse a conversar con la dirigencia para arreglar cómo será la salida del club, con precio incluido, que según trascendió rondaría los 223 millones de euros.

Ocurre en primer lugar que Leo tiene contrato con el Barcelona hasta junio de 2021. Y su cláusula de salida es de 700 millones de euros. Sin embargo, posee una cláusula especial llamada ‘lealtad’ que le permite irse en calidad de libre un año antes del final de su vínculo, pero para ello debe avisar con cierta anticipación, es decir, al final de la temporada.

Barcelona le había dado a Leo hasta el 30 de mayo para avisar si se iba o no. Pasada la fecha, en la dirigencia estaban tranquilos con que habría Messi un año más, pero FIFA emitió un comunicado el pasado 7 de abril en el cual informaba que las fechas de contratos y cláusulas de pasaban al momento en el que finalizara la respectiva liga, a causa de la pandemia del coronavirus.

Es por eso que la representación legal de Leo entiende que está obrando en buena ley y si quisiera efectuar la cláusula, podría hacerlo. Pero en Barcelona entienden que no tiene validez eso y que tenía hasta el 30 de mayo para informar la salida. Para evitar ir a juicio, Leo propuso el burofax, arreglar un precio de salida y así que se pueda ir y que al club le ingrese dinero.