La guerra Messi-Barça ya es total. El futbolista, a través de sus asesores legales, ha enviado un burofax al Barça comunicando su intención de salir libre del club al considerar que, legalmente, puede hacerlo. El club blaugrana ya ha contestado esta petición asegurando que el periodo para que Messi renunciase a la renovación y pudiera salir libre ya ha ha pasado porque la fecha tope estaba en el 30 de mayo.

El Barça aduce que en el contrato de Messi, el futbolista podía cortarlo con una fecha tope que claramente se trata del mes de mayo. El entorno de Messi cree que tenía una semana para hacerlo tras la final de la Champions, que se celebró el pasado domingo en Lisboa, por lo que debería quedar libre. Es ya un tema legal. Una guerra en la que el futbolista ya ha dejado clara su posición de salir del club tras la humillación vivida ante el Bayern de Munich.

TE PUEDE INTERESAR: Bomba histórica. Messi se va del Barcelona

A partir de ahora, el Barça no tiene intención de escuchar ofertas por Messi ya que su cláusula de rescisión es de 700 millones de euros. Lo consideran intransferible, aunque también es cierto que será muy complicado retener a un futbolista que no está a gusto en el proyecto del club.

TE PUEDE INTERESAR: La frase de Koeman que empujó la salida de Messi del Barcelona



/" target="_blank">