El religioso argentino Augusto Zampini acaba de ser nombrado por Francisco como Subsecretario del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral. Es un cambio y mayor respaldo el que protagoniza al sacerdote, quien hasta entonces había sido responsable de la economía y las finanzas, los movimientos sociales y sindicales, los pueblos indígenas y la paz dentro del mismo Dicasterio.

El Padre Augusto Zampini, de 50 años, ahora será el número 2 del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, encabezado por el cardenal Peter Turkson. Esta institución fue creada en 2016 para ayudar al Papa a promover el desarrollo integral del hombre a la luz del Evangelio, con miras a la justicia, la paz y la preservación de la creación.

Se trata de una organización clave de la curia en estos dias, ya que también se ocupa de la protección de la salud, organizaciones benéficas y migrantes.

Reflexionado sobre emergencia a causa del Covid-19, el Papa dijo: “Esta situación ya ha comenzado a ser trágica, dolorosa, por eso es necesario reflexionar sobre ella ahora. El Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral creó una comisión que convocaré para trabajar en este tema”.

Zampini nació en Buenos Aires el 25 de julio de 1969 y fue ordenado sacerdote en la diócesis de San Isidro, provincia de Buenos Aires, el 22 de octubre de 2004. Antes de ingresar al seminario, estudió derecho en la Universidad Católica de Argentina (1987-1993), luego trabajó como abogado en el Banco Central de Argentina y con la firma internacional de abogados Baker & McKenzie (1993-1997).

Formado en teología moral en el Colegio Máximo, Universidad del Salvador (2004-2006), posee una maestría en desarrollo internacional (Universidad de Bath, 2009-10, Chevening), un doctorado en teología (Universidad Roehampton, Londres, 2010-2014, Sacré-Coeur Fellow), y fue investigador postdoctoral en el Margaret Beaufort Institute, Universidad de Cambridge (2013-2014, Cardinal Hume Fellow). Su área de especialización es la teología moral, con especialidad en economía y ética ambiental.

Francisco también lo nombró experto para el Sínodo en el Amazonas, que se celebró en el Vaticano en octubre de 2019.