En un marco de vuelta al ruedo de muchas actividades tras los cierres que habían sufrido por la pandemia, la economía se recuperó respecto a mayo pero estuvo un 12,3% por debajo del nivel de junio de 2019

En un marco de vuelta al ruedo de muchas actividades tras los cierres que habían sufrido por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, la economía argentina se recuperó un 7,4% en junio, en comparación con el mes previo. Sin embargo, en el acumulado del primer semestre presentó una caída del 12,9% respecto del mismo período de 2019.

Si bien la actividad de junio estuvo un 12,3% por debajo de los niveles observados en el mismo mes del año pasado, cabe recordar que en mayo había bajado un 20,5% interanual y en abril se había derrumbado un 26%, de acuerdo a los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) construido por el INDEC.

A diferencia de lo visto en mayo, cuando las pérdidas interanuales habían sido traccionadas por los sectores de la industria manufacturera, el comercio y la construcción, esta vez las contracciones que más incidieron en el nivel general fueron las de transporte y comunicaciones (-20,8%), otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-63,2%), y agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-9,6%).

En el otro extremo, los sectores de intermediación financiera y de electricidad, gas y agua presentaron crecimientos respecto a junio de 2019, del 4,8% y del 3,6%, respectivamente. También se destacó la performance del comercio, que apenas cayó un 0,3% luego del duro golpe que había sufrido durante el comienzo de la pandemia de Covid-19.

Respecto a la industria, hace dos semanas el INDEC había informado que la producción del sector mostró una recuperación mensual del 13,8% en junio. Si bien hubo un retroceso del 6,6% en comparación con el mismo período del año pasado, la caída fue la más leve desde que irrumpió la pandemia en el país e incluso hubo algunos sectores, como el de alimentos y bebidas, que registraron aumentos interanuales, algo que no se observaba desde febrero.

En el mismo sentido, la Unión Industrial Argentina (UIA) publicó hoy un informe que reflejó un rebote del 17,7%, explicado por una “recomposición de stocks luego del freno en la actividad” y por una “recuperación parcial de la demanda en segmentos puntuales, debido a cambios en los patrones de demanda transitorios y a las oportunidades para la compra de algunos bienes durables derivadas de la brecha cambiaria”.

Además de las mejoras registradas en los rubros considerados “esenciales”, también se verificó una reactivación en los sectores productores de bienes vinculados con la construcción.

Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), en el sexto mes del año la economía se ubicó un 13% por debajo del nivel de febrero, previo a la llegada de la pandemia.

De cara al futuro, desde el instituto aseguraron que difícilmente haya recuperación en “V” y que es esperable que haya que esperar varios meses para que se logre recomponer el nivel de actividad anterior al coronavirus.

El EMAE suele ser utilizado como un aproximador del Producto Bruto Interno (PBI) generado en Argentina. Las consultoras privadas y entidades financieras que participaron del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central proyectan una caída del 12,5% para el PBI en 2020.

TE PUEDE INTERESAR.