El presidente indicó que “tuvo una recepción errada” con respecto a lo que iba a generar la expropiación de Vicentin. “Lo que uno quiere es salvar la empresa”, indicó.

Este lunes el presidente Alberto Fernández reconoció que “se equivocó” sobre la recepción que iba a tener la expropiación de Vicentin. En este sentido, detalló que “tuvo una percepción errada” de lo que aspiraba a ser una “recuperación” de la empresa.

“Cuando miro para atrás y me pregunto qué hice mal en Vicentin, veo que me equivoqué porque pensaba que estaba más asumida la situación de crisis. Pensé que iban a salir a festejar la expropiación. No pasó, empezaron a acusarme de cosas horribles”, indicó el jefe de Estado nacional.

“No soy un loco suelto, no ando con una chequera de expropiaciones; pensé que iban a salir a festejar”, expuso.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Alberto Fernández habló sobre el pago de la deuda externa: “Esta es la última oferta, espero que la entiendan”

Luego añadió: “Seguimos esperando a que alguien diga cuál es la alternativa a lo que dijo Alberto Fernández, que evidentemente tuvo una percepción errada de lo que aparentaba ser una aspiración de recuperación de Vicentin”.

“Lo que uno quiere es salvar una empresa que es referencia en la exportación de cereales en Argentina y que no la desguacen judicialmente. Como vi la reacción que hubo, me quedé esperando que alguien me traiga una solución”, concluyó.