Con un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia, el presidente Alberto Fernández anulará el DNU 522 que dispuso hace menos de un mes la intervención transitoria de la cerealera Vicentin, que había sido dictada para intervenir la compañía.

La decisión del Presidente llega luego de que el gobernador santafesino Omar Perotti diera por terminado su intento de poner al frente del grupo concursado un interventor nombrado por la provincia.

Ese intento de Perotti fue rechazado por el juez de Reconquista que está a cargo del concurso de acreedores de la cerealera, Fabián Lorenzini. El magistrado ya había tomado una decisión similar el mes pasado, cuando, por medio del DNU 522 del 9 de junio, el Presidente designó dos interventores.

Lorenzini consideró “veedores” a esos dos funcionarios nacionales y repuso en el manejo de la empresa concursada al directorio que habían nombrado los accionistas de Vicentin.

El propio Presidente consideró como una equivocación su propia decisión, cuando este mes admitió en una entrevista: “Pensé que iban a salir todos a festejar” la expropiación.

En rigor, aquella medida recibió un amplio rechazo de la oposición, de los vecinos de Reconquista y Avellaneda -las ciudades del norte santafesino donde está la sede del grupo empresario-, y también de todo el sector agropecuario y de las principales empresas del país.

Fuente Clarin.