Internacional · NOOA

La Tierra enfrenta la tormenta espacial más fuerte en cinco años

Diario Jornada | Miercoles, 7 de Marzo de 2012 : 16:22

Explosiones ocurridas en la superficie del Sol en los últimos días generaron la mayor radiación y tormenta geomagnética experimentada por la Tierra en cinco años, que podría perturbar las comunicaciones y los vuelos, dijo este miércoles un experto en clima espacial.

Título de la imagen


      Se espera que lo peor de la tormenta impacte en la Tierra en la madrugada del jueves, hora de Estados Unidos, y que dure hasta el viernes. Esto podría alterar las redes eléctricas, los sistemas de GPS y los satélites, y obligar a los aviones a cambiar sus rutas cerca de las regiones polares.
   "El clima espacial se ha vuelto muy interesante en las últimas
24 horas", dijo Joseph Kunches, un científico del clima espacial
de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados
Unidos (NOAA, por su sigla en inglés).
   La perturbación comenzó la noche del domingo en una región
activa del Sol denominada 1429, con una gran llamarada solar
asociada con una ráfaga de viento solar y plasma conocida como una
eyección coronal de masa que se precipitó hacia la Tierra.
   Posteriormente tuvo lugar otra llamarada solar y eyección
coronal de masa a las 00H24 GMT del miércoles, lo que desencadenó
una fuerte radiación solar y tormenta geomagnética, ambas en el
nivel tres en una escala de cinco.
   Las llamaradas solares solo causaron breves apagones de radio
de alta frecuencia que ya han finalizado.
   Pero la tormenta espacial que se avecina probablemente brinde a
los espectadores en Asia Central una visión privilegiada de la
aurora boreal la noche del jueves, además de alterar el
funcionamiento de algunos de los aparatos más preciados de los
terrícolas, dijo Kunches.
   Esta tormenta espacial es probablemente "la más fuerte desde
diciembre de 2006", señaló el experto, quien destacó, sin embargo,
que la Tierra experimentó un apagón de radio más fuerte en agosto
pasado.
   "Sin embargo, en masa, si se juntan los efectos geomagnéticos y
los efectos de radiación solar, la pondría a la par con una al
final del último ciclo solar que terminó hace más de cinco años".
   Los satélites, los sistemas de alta tensión, e incluso los
astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS)
podrían verse afectados por la tormenta de radiación. Los
astronautas incluso podrían tener que buscar refugio en partes más
protegidas del laboratorio orbital, como lo han hecho en el pasado.
   "Hemos estado hablando con las aerolíneas comerciales y sabemos
que algunas ya han tomado medidas para cambiar sus rutas, para ir
más lejos de los polos", agregó Kunches.
   Podría haber más de este tipo de tormentas en los próximos
días, porque la región 1429 se espera que permanezca activa, advirtió

Compartir
Diario Jornada Mendoza
Diario Jornada Mendoza
*
*
Jornadaonline.com